Es hora de pasar a la acción

¿Estás viviendo la vida que te gustaría vivir? ¿Crees que hemos venido a este mundo solo a trabajar para pagar las facturas? ¿Tienes consciencia de lo que eres más allá del cuerpo físico que tienes? ¿Tienes idea de lo que hay más allá de lo que percibes por tus 5 sentidos? ¿Piensas que lo que sucede en el mundo es casual y que tú poco o nada puedes hacer para cambiarlo? Si te resuenan estas preguntas y te apetece, sígueme. Quizás pueda ayudarte a descubrir un mundo que hasta ahora era desconocido para ti. Y, por qué no, a diseñar y construir una vida rica y plena, la que mereces, la que te corresponde vivir.
Misión de vida

Misión de vida

Todos hemos venido a este mundo en este momento concreto a hacer algo, a aprender algo. Para ello, has nacido con unos dones y talentos específicos, que bien entrenados y ejecutados te permitirán alcanzar los objetivos que tengas. Si no aún no sabes qué has venido a hacer tú, ya va siendo hora de que lo averigües.

El mundo en el que vives

El mundo en el que vives

Sí, es cierto. Estamos viviendo en un mundo convulso que pareciese que va a estallar en cualquier momento. Pero créeme si te digo que hay una pequeña luz que está emergiendo a pasos agigantados y que pronto hará que la oscuridad que nos rodea se vaya disolviendo.

Conéctate con el Universo

Conéctate con el Universo

Somos mucho más de lo que parece a simple vista. Estamos conectados con todo lo que nos rodea a través de infinitas redes invisibles de energía. Cuando tomas consciencia de ello y aprendes a utilizarlas, la sensación de soledad desaparece y tienes la certeza de que cualquier cosa que desees es posible.

Quién soy yo

Quién soy yo

Me llamo Valentín Núñez y soy un ser despierto. Lo digo con contundencia, pero también con humildad. Lo sé porque durante muchos años estuve dormido y ahora soy consciente de ello. Eso no quiere decir que ya lo sepa todo. Bien al contrario, estar despierto te hace darte cuenta de todo lo que te queda por aprender. Te hace ver que la vida es un regalo, un viaje que hay que aprovechar para que nuestra consciencia, la parte inmortal de todos nosotros, se desarrolle y evolucione. En realidad, se trata de un juego. Nuestra consciencia ya sabe todo esto, pero le gusta jugar a que lo ignora y disfruta experimentando para recordar lo que siempre ha sabido. Pero como he dicho, esto no fue siempre así. Durante años, mi mente racional nunca dio entrada a nada que no pudiera percibirse por los 5 sentidos físicos. Cualquier tema espiritual, esotérico o de similar índole era rechazado automáticamente por mí, llegando al punto de tratar con cierto desdén e indulgencia a las personas que profesaban algún tipo de interés por ellos. Estaba convencido de que eran débiles y de que necesitaban “creer” en algo para dar sentido a sus vidas. La mía ya tenía sentido por sí misma, sin necesidad de “fantasías”. ¡Qué ignorancia la mía! Pero cierto día, el Universo se conjuró para despertar mi hemisferio derecho y empezar a ver la vida desde otro punto de vista. Como consecuencia de una lesión, me trató un fisioterapeuta que resultó tener dotes de videncia. A pesar de mi desconfianza inicial, al ser amigo mío, me atreví a escucharle. Cuando empecé a comprobar que las cosas que me decía eran ciertas (en presente) o se cumplían con una precisión increíble (en futuro) no tuve más remedio que aceptar que la vida no era lo que yo había percibido hasta entonces, sino que un mundo desconocido y misterioso existía por detrás de lo visible haciendo que se abriese todo un universo de posibilidades. Desde entonces, mi sed de conocimiento de lo invisible me ha llevado a leer cientos de libros y a realizar decenas de cursos de todo tipo. ¡Y lo que me queda! Sé que mi misión de vida está relacionada con explicar de una manera sencilla lo intangible, lo invisible. Este es el auténtico objetivo de este blog. Si consigo que al menos una persona haya podido despertar gracias a lo que yo le haya podido transmitir, mi misión de vida habrá sido un éxito y yo seré inmensamente feliz.