El poder de la visualización

Cuando un/a saltador/a de altura está a punto de iniciar su carrera hacia el listón y vemos que hace gestos raros con la cara, los ojos y las manos, y parece tener la mirada perdida, no está loc@: está visualizando.

Cuando un jugador de fútbol va a lanzar una falta al borde del área y alterna su mirada entre el balón y la portería, no es para saber que el balón es redondo o para comprobar que el portero está debajo de los palos: está visualizando.

Cuando un orador está a punto de salir al estrado y tiene entre sus manos el discurso que va a pronunciar, pero mantiene los ojos cerrados, solo está haciendo una cosa: está visualizando.

La vida, y el deporte en particular, está plagado de ejemplos en que la visualización juega un papel muy importante. Pero quizá ignores el poder que esta sencilla herramienta puede jugar en nuestra vida cotidiana y en la consecución de nuestros objetivos. Una vez te familiarices con ella, la utilizarás a diario. Te voy a poner algunos ejemplos del uso que le damos las personas que la utilizamos habitualmente, algunos muy sencillos y otros casi increíbles. Cuanto más lo practiques, mejor funcionará. Cuanto más conectad@ estés con el Universo, más espectaculares serán los resultados.

Pero no tienes por qué creerme, experiméntalo por ti mism@ y cuéntame los resultados.

 

EJEMPLOS DE USO DE LA VISUALIZACIÓN

Si vas a tener una reunión complicada en la cual no estás segur@ de conseguir tus objetivos, siéntate antes, cierra los ojos y visualiza cómo quieres que transcurra la misma, cuál será el clima de tensión que te conviene más, cómo vas a exponer tus argumentos, siéntete segur@ al hacerlo, convincente. Finalmente, visualiza que consigues tus propósitos y cómo te sentirás al hacerlo.

Si vas a tener una primera cita con la persona de tus sueños, visualiza antes cómo va a transcurrir el tiempo con ella, dónde vais a ir, de qué vais a hablar, cómo te vas a expresar, cómo te va a mirar mientras te escucha, qué seguridad vas a transmitir. Procura sentirte durante la visualización tal y como te sentirás en esa situación, con las mismas emociones y sensaciones.

 

 

Antes de ir a esa entrevista de trabajo tan importante, dedica unos minutos a visualizarte en ella, cómo hablarás, qué te van a preguntar, qué complicidad se va a crear entre ti y el/la entrevistador/a. Siente cómo la propuesta económica que te hacen es adecuada. Emociónate al tener la seguridad de que vas a ser el/la candidat@ seleccionad@.

 

 

POR QUÉ CREES QUE NO TE FUNCIONA A TI LA VISUALIZACIÓN?

Seguro que estás pensando que esto que te estoy contando es pura autosugestión, que no es posible, que a ti todo te sale mal. ¿Estás segur@ que es porque a ti no te funciona la visualización? Veamos…

  • Cuando te llama tu jefe, ¿lo primero que piensas es que te va a echar bronca por algo?
  • Cuando recibes una carta de Hacienda, ¿lo primero que piensas es que te van a multar por algo que has hecho mal?
  • Cuando necesitas aparcar tu coche, ¿lo primero que te viene a la cabeza es que no vas a encontrar sitio, que estará todo lleno?
  • Cuando conoces a la persona de tus sueños, ¿estás convencid@ que ni siquiera se va a fijar en ti?

Si te has visto reflejad@ en alguno de los puntos anteriores, tu problema no es que la visualización no funcione contigo. Funciona perfectamente, el problema es que visualizas en negativo!

Solo debes empezar a cambiar tu esquema mental y cambiar tus pensamientos negativos por otros positivos. Verás como en poco tiempo las cosas empiezan a cambiar.

 

TÉCNICA PARA TRABAJAR LA VISUALIZACIÓN

Al principio, como todas las cosas en la vida, no es fácil visualizar de la manera que te propongo hacerlo. Te darás cuenta que cuando lo haces en negativo es automático, pero que cuando intentas hacerlo en positivo, la mente se dispersa, no sabe hacerlo. Es solo cuestión de práctica y algo de técnica. Te explicaré cómo lo hago yo:

  1. Busca un momento y un lugar en los que no vayas a ser molestad@. Apaga el móvil o ponlo en modo avión. Las ondas que emite cuando sólo está en silencio no ayudan a la concentración.
  2. Siéntate en una silla con los pies en contacto con el suelo o bien túmbate en un sitio cómodo, donde mejor te sientas.
  3. Cierra los ojos y haz una respiración profunda, procurando que no haya ninguna parte de tu cuerpo que esté en tensión, y que tus piernas y brazos no estén cruzados.
  4. Empieza a visualizarte a ti mismo desde la parte superior de tu cabeza, desde la coronilla. Ves bajando mentalmente desde ese punto: tu cara, tu cuello, tu plexo solar y tus brazos, tu abdomen, tu zona genital, tus piernas, tus pies. Hazlo lentamente y a medida que vayas pasando por cada una de estas zonas, visualiza que los músculos se relajan, que eliminas toda tensión existente.
  5. Cuando hayas llegado al final deberás estar relajad@, en paz. Intenta fijar la atención en tu respiración, evitando quedarte anclad@ en tus pensamientos.
  6. Teletranspórtate a tu lugar mágico, a tu refugio, allí donde te sientes segur@ y confortable. Si aún no tienes ese lugar definido, hazlo ahora. Si te lo quieres inventar, hazlo, todo está permitido en este juego.
  7. Visualiza una pantalla de cine ante ti. Todo lo grande que quieras, con colores intensos, con sonido envolvente. Proyecta en esa pantalla lo que quieras conseguir, tus objetivos. Ya sea una casa nueva, un trabajo nuevo, una pareja, un hij@, un proyecto profesional, una nueva vida,… lo que sea, proyéctalo en esa pantalla. Dale movimiento, que no sea una foto estática. Siente las emociones asociadas a esa proyección, igual que sientes alegría, miedo o pena cuando estás viendo una buena película.
  8. Repítelo tan a menudo como te sea posible, como mínimo una vez al día. Con la repetición se perfecciona la técnica. Cuanto más lo practiques, antes conseguirás ponerte en modo visualización y dar órdenes al Universo para que te ayude a conseguir tus sueños.

 

SI A MI ME FUNCIONA, A TI TAMBIÉN LO HARÁ

Llevo muchos años utilizando técnicas de visualización y los resultados que he conseguido han sido, en ocasiones, increíbles. También ha habido otras en que no me ha funcionado. La mayoría de las veces, porque mi conexión con el Universo estaba pasando por un mal momento. Otras, porque lo que me tenía que llegar era mejor que lo que yo pedía. Así somos, a veces pecamos de exceso de humildad (mal entendida) y nos conformamos con migajas cuando hay abundancia esperándonos a la vuelta de la esquina.

Y no es una frase hecha: el Universo es abundancia. Cuanto antes te convenzas de ello, antes podrás disfrutar de sus ventajas.

¿A qué estás esperando entonces para ir hacia tus sueños?

2 comentarios sobre “El poder de la visualización

  1. Gràcies per la guia. Convé recordar de tant en tant aquest poder que tots tenim dins. Puc afirmar que he comprovat com una cosa molt simple: visualitzar que trobo aparcament! es produeix amb facilitat quan connecto amb aquesta possibilitat amb confiança.

    Una abraçada!

  2. Pingback:El dinero y la ley de la atracción – CREA2VIDA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *