Expande tu conciencia: Las 9 revelaciones

Érase una vez un momento en mi vida en que, después de trabajar solo con mi hemisferio cerebral izquierdo, al derecho le dio por empezar a despertarse. Para los que no estéis familiarizados con lo que esto significa, os diré que el hemisferio izquierdo es el que regula aspectos como el razonamiento, el lenguaje hablado y escrito, la habilidad científica o la habilidad numérica. Complementariamente, el hemisferio derecho es el encargado de gestionar la intuición, la imaginación, el sentido artístico y musical, así como la percepción tridimensional, entre otros.

Descubrir lo que se podía hacer con el hemisferio derecho fue, posiblemente, una de las cosas más importantes que me haya pasado en la vida. Especialmente, todo lo que guarda relación con la imaginación y la intuición. Ya hice un post sobre el poder de la visualización (que no es más que la imaginación al poder), pero hoy me quiero centrar más en lo que la intuición ha significado y significa para mí.

 

LA INTUICIÓN… FEMENINA?

Uno de esos dichos absurdos y un tanto misóginos asocia la intuición con el sexo femenino. El que inventó esta frase debía desconocer con toda seguridad que todas las personas, independientemente de su sexo, tienen una parte masculina y una femenina, la cual se gestiona justamente desde los hemisferios izquierdo y derecho, respectivamente. La intuición es una potente herramienta que te ayuda a caminar por la vida sin equivocarte, siempre y cuando el ego no se encargue de crear interferencias en beneficio propio. Cuanto más conectad@ estés con el Universo, mayor será su presencia. Cuanto más la uses, más creerás en ella. Cuanto más confíes en sus señales, mejores resultados obtendrás.

Hace ya algunos años, una amiga quiso regalarme un libro por mi cumpleaños. Fue a una conocida librería del centro de su ciudad y mientras el encargado atendía a otro cliente, empezó a deambular y a ojear algunos de los cientos de libros que allí había expuestos. Se paró delante de uno que llamó poderosamente su atención: «Las 9 revelaciones», de James Redfield. Echó un vistazo a la contraportada y a algunas páginas, pero lo volvió a dejar en su sitio cuando vio que el cliente anterior ya se iba, acudiendo entonces en busca del encargado.

− ¿En qué puedo ayudarte?

− Quería un libro para un amigo, es un regalo. Pero no tengo claro cuál comprar.

− ¿Buscas una novela?

− No, quería un libro más personal, algo diferente.

− Creo que sé lo que estás buscando.

Sin pensarlo dos veces, el encargado se fue directo a la estantería del fondo de la tienda y cogió exactamente el libro que mi amiga había estado mirando unos minutos antes: Las 9 revelaciones.

 

LAS 9 REVELACIONES

Este es uno de los libros más importantes de mi vida. No porque su prosa sea excelente ni tampoco porque la trama sea brillante. Supongo que porque cayó en mis manos en un momento en que eso era exactamente lo que yo necesitaba. Lo he releído varias veces y siempre encuentro algún matiz que se me había pasado por alto. En su momento, me sirvió para descubrir el concepto de energía, no el que nos enseñaban en clase de física del Instituto, sino el que hace referencia a la esencia de la vida y del cosmos, a aquel que está presente en todo lo que vemos, sentimos o pensamos.

Como estoy absolutamente convencido de que te puede ser útil, voy a transcribirte algunos de los pasajes del libro, para que si no lo has hecho aún, te entren ganas de leerlo cuanto antes. Pero si cuando empieces a hacerlo no te resuena, déjalo y ya lo harás más adelante. Cada cosa en su momento.

«Estamos experimentado estas misteriosas coincidencias, y a pesar de que todavía no las entendemos, sabemos que son reales. Volvemos a percibir, como en la infancia, que existe otro lado de la vida que todavía no hemos descubierto, otro proceso que se desarrolla detrás del escenario».

«Trabajar para establecer un estilo de supervivencia más confortable ha adquirido creciente importancia, y no sólo ha sido un logro, sino que se ha convertido en una razón de ser. Gradual, metódicamente, hemos olvidado así cuál era nuestro interrogante original… Hemos olvidado que todavía no sabemos para qué sobrevivimos».

«La labor que llenó toda la vida de Einstein fue mostrarnos que lo que percibimos como materia dura es en su mayor parte un espacio vacío por cuyo interior circula una forma energía. Esto nos incluye a nosotros. Y lo que la física cuántica ha venido a demostrar es que cuando miramos esas formas de energía a niveles cada vez más pequeños, vemos resultados asombrosos. Los experimentos han revelado que cuando separas diminutas porciones de esta energía, las que llamamos partículas elementales, y tratamos de observar cómo operan, el acto de la observación por sí mismo altera los resultados; es como si sobre aquellas partículas elementales influyera lo que se espera o piensa el experimentador. Esto es cierto incluso si las partículas deben aparecer en lugares a los que no es posible que lleguen, dadas las leyes del universo tal como las conocemos: dos lugares distintos en el mismo momento, adelante o atrás en el tiempo, este género de cosas».

«Cuando ocurre algo más allá de lo posible que nos hace avanzar en nuestras vidas, entonces nos convertimos en personas más reales. Sentimos que estamos alcanzando lo que el destino nos conduce a ser. Cuando esto ocurre, el nivel de energía que primero ha aportado las coincidencias se ha establecido en nosotros. Puede que seamos apartados de él y perdamos energía cuando estamos atemorizados, pero aquel nivel sirve como un nuevo límite externo que puede recuperarse con bastante facilidad. Hemos pasado a ser una persona nueva. Existimos a un nivel más alto, a un nivel de energía de vibración superior».

Aún no te han entrado ganar de leerlo?

1 comentario sobre “Expande tu conciencia: Las 9 revelaciones

  1. Gracias. Totalmente de acuerdo con tu sentir. El cerebro derecho no es patrimonio de las mujeres. Es pratimonio de todos. He conocido mujeres que lo tenian totalmente «castrado» y hombres q vivian entre estos dos hemisferios magnificamente. Somos un TODO y esto para mi significa «sentir» y «vivir» con toda nuestros hemismefios. . Endevant Valenti amb el teu SENTIR!!!!!

Los comentarios están cerrados.