Yo no soy lo que hago, yo no soy lo que pienso: yo soy luz

¿Cómo te defines a ti mism@? ¿Qué respondes cuando te preguntan quién eres? ¿Qué pone tu tarjeta de visita? ¿Cómo te describes en tu perfil de Instagram, Facebook o Twitter? ¿Estás segur@ que ESO es lo que eres?

Padre o madre, hijo o hija. Militante de un partido político. Seguidor del Barça, Madrid, Boca Juniors o Manchester City. Ciudadan@ de tu pueblo, ciudad o del mundo. Médico, abogado, fontanero, camionero, pintor, pastelero o profesor. Director general, CEO, presidente, socio o currito de a pie. Negro, blanco, afroamericano, asiático, magrebí. Europeo, africano, sudamericano, indio, chino, norteamericano. Creyente o no creyente. Rubia, morena, pelirroja. Con pelo largo, corto o sin pelo. Habiendo tenido una infancia feliz o sin haberla tenido. Mujer, hombre, transexual, bisexual, homosexual o lo que tú quieras. Rico, pobre o “clase media”. Amante del cine, del teatro, de la ópera, de leer, de no hacer nada. Sano o enfermo. Niño, adolescente, joven, adulto o viejo. Apasionado de la música clásica, jazz, rock, soul, funky, country, electrónica. Atractivo o del montón. Solitaria o sociable. Delincuente, maltratador, víctima o testigo. Inteligente o no demasiado. Enamoradizo o frío como el témpano…

… y así hasta la saciedad!

 

ETIQUETAS Y MÁS ETIQUETAS…

¿Te das cuenta? Nos pasamos el día etiquetando a todo el mundo y, lo peor de todo, nosotr@s mismo@s nos identificamos con las etiquetas que creemos ser. Eso no sería un problema si no fuera porque tendemos a excluir a aquellos que no comparten la misma etiqueta que nosotros. ¡Es de locos! Justamente apartamos a aquellos que nos pueden aportar algo diferente a nuestro sistema de creencias, a lo que ya sabemos, a nuestro mundo ya conocido. Entonces, ¿cómo vamos a crecer? ¿Cómo pensamos evolucionar?

Me divierte ver como las personas nos estrujamos los sesos intentando definir un buen perfil en una app de contactos, a menudo intentando aparentar quienes no hemos sido nunca. O cómo mentimos como bellacos haciendo un currículum, resaltando aspectos de los que carecemos y, obviamente, omitiendo nuestras vergüenzas más íntimas. También me resulta curiosa la descripción que hay en los perfiles de las redes sociales, intentando resumir en unas pocas palabras algo de lo que pensamos, algo de lo que somos o algo a lo que nos dedicamos.

Pero lo que en realidad me preocupa son aquellas personas que se identifican con alguna circunstancia de su vida de tal manera que no saben vivir de otra forma. Me refiero a personas que sufren maltratos, o que tienen alguna discapacidad, o que son muy pobres, o que tienen una enfermedad. O bien a aquellos que son ricos, que son guap@s, que son famos@s. A tod@s ell@s, me gustaría mirarles a los ojos y decirles: “Ey, tú no eres tu circunstancia. Te ha tocado vivir esa experiencia por algún motivo que desconozco, pero tu esencia está hecha del mismo material que están hechas las esencias de todos los seres humanos. Si algo de tu vida no te gusta, cámbialo. Y si no puedes hacerlo, cambia tu actitud hacia ello y recuerda quien eres en esencia”.

 

YO SOY LUZ

Yo soy luz… yo soy luz…

Yo no soy las cosas que mi familia hizo.

No soy la voz en mi cabeza.

No soy los pedazos de mis sueños rotos en mi interior.

Yo soy luz…

No soy los errores que he cometido,

ni ninguna de las cosas que me causaron dolor.

No soy las piezas del sueño que dejé atrás.

Yo soy luz…

No soy el color de mis ojos.

No soy la piel en el exterior.

Yo no soy de mi edad, no soy mi raza,

mi alma dentro es toda luz.

Soy la divinidad definida.

Yo soy el Dios en el interior.

Soy una estrella, una parte del Todo.

YO SOY LUZ.

India.Arie

___________________________________

 

¡No te vayas aún! Si te ha gustado este post, te invito a:

  • Suscribirte a mi lista de correo al final de esta página.
  • Visitar mi página principal aquí.
  • Visitar mi blog para ver publicaciones anteriores aquí.
  • Seguir mi página de Facebook aquí.

3 comentarios sobre “Yo no soy lo que hago, yo no soy lo que pienso: yo soy luz

  1. ¡¡¡ Completamente de acuerdo !!
    Cuándo tengo que definirme me quedo en blanco, no me identifico con los cánones que hay establecidos. En algúna ocasión de mi vida que se ha dado el caso, y me he definido como me siento que soy “LUZ” me han llegado a decir que eso no soy yo.😤
    YO SOY LUZ YO SOY AMOR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *