Viajes astrales: experiencias fuera del cuerpo

Seguro que alguna vez te ha pasado que te has ido a dormir después de un día duro de trabajo, de estudio o de vida, y cuando ya estabas empezando a quedarte dormid@, de repente, has tenido la sensación de que te caías de la cama, dando un respingo y despertándote de golpe, además de causar una fuerte taquicardia a tu eventual acompañante.

También estoy más que convencido que muchas veces, al despertar, has tenido un recuerdo muy vívido e intenso de tus sueños, tanto que podrías jurar que no eran sueños, sino pura realidad. En ellos es posible que estuvieras manteniendo una charla coherente con alguna persona conocida, probablemente ya difunta.

Quizá también recuerdes alguna vez en que te hayas visto a ti mism@ durmiendo, como si fueses un mero observador externo. Si es el caso, seguro que se te quedó una sensación extraña, de auténtica perplejidad. Posiblemente, con el tiempo, tu cerebro racional lo habrá aparcado en el baúl de las cosas absurdas de tu mente.

Y lo que estoy convencido que no has olvidado, en caso de haberte sucedido, es aquella sensación de estar volando durante uno de tus sueños. Si tuvieras que definir ese momento, la palabra “libertad” seguro que formaría parte de la descripción.

Pues bien, si te has visto reflejad@ en todas o alguna de las situaciones anteriores, debes saber que lo que has experimentado ha sido la descoincidencia de tu cuerpo físico con tu cuerpo astral. Eso significa que tu alma se ha separado temporalmente de tu cuerpo físico. Puede haber sido algo ligero (en el caso del respingo cuando te estabas durmiendo) o algo total (en los casos de charlar con personas fallecidas, verte a ti mism@ durmiendo o estar volando).

Dicho de otra manera: has experimentado un viaje astral o proyección fuera del cuerpo, como prefieras llamarlo.

QUÉ SUCEDE DURANTE UN VIAJE ASTRAL

Debes saber que cada noche, cuando duermes, tu cuerpo astral se separa de tu cuerpo físico. No se trata de algo excepcional, sino que forma parte de nuestra realidad. Entonces, ¿por qué, posiblemente, no sabes demasiado acerca de este tema? Pues porque existen dos dificultades importantes: ser conscientes del viaje astral cuando está sucediendo y recordarlo al despertar. En el apartado siguiente de este mismo post te explicaré una técnica para generarlos a voluntad, ser conscientes mientras está sucediendo y recordarlos al despertar.

Pero antes de avanzar, quizá es necesario que detalle algunas particularidades que se dan cuando estamos fuera del cuerpo y que conviene que sepas:

  • El cuerpo físico y el cuerpo astral, aunque se separen, permanecen unidos por lo que se denomina el cordón de plata. Éste no puede romperse, por lo que volver al cuerpo físico cuando finaliza la experiencia extracorpórea está garantizado.
  • Aunque hay personas que lo temen, no es posible que nuestro cuerpo físico sea “ocupado” por otros entes o energías cuando estamos fuera de él. La conexión existente con el cuerpo astral lo impide.
  • En el espacio astral hay todo tipo de energías, muchas buenas y otras no tanto. Es conveniente que antes de practicar los viajes astrales a voluntad potenciemos el aumento de nuestra vibración energética. Solo así evitaremos el contacto con elementos que pueden absorber nuestra energía o causarnos algún perjuicio psicológico.
  • Salir del cuerpo físico y ser consciente de ello abre la puerta a poder invadir la intimidad de otras personas e incluso al espionaje. En este sentido, es muy importante señalar que cualquier acto no ético que realicemos nos acabará pasando factura. En el ámbito de las energías, el efecto boomerang es implacable.
  • En el plano astral, tendrás libertad de movimientos. Podrás ir a donde te apetezca con solo desearlo.
  • Aunque es posible contactar con personas ya fallecidas, es recomendable no hacer este tipo de prácticas, ya que podemos interferir en el proceso de evolución de estos seres.

TÉCNICA PARA REALIZAR VIAJES ASTRALES

Si te interesa profundizar en este tema y experimentar por ti mism@ qué se siente cuando viajas por el astral, aquí tienes una técnica que te ayudará a conseguirlo. Recuerda que, como todo en la vida, cuanto más lo practiques, más fácil será que lo consigas.

¡Ah, muy importante! No te estoy hablando de algo que me hayan contado o haya leído en algún sitio. Yo mismo practiqué esta técnica en una época del pasado y conseguí experimentar (y recordar) 3 viajes en un breve espacio de tiempo. Incluso en uno de ellos, una persona de mi entorno que también realizaba la misma técnica recordó haberme visto fuera de mi cuerpo, comentándolo con su pareja al despertar y corroborándolo conmigo al día siguiente.

  1. Túmbate en la cama, el sofá o algún otro lugar tranquilo y relajado. Mejor que no haya nadie en la misma estancia en la que tú te encuentres.
  2. Para que tu cuerpo astral pueda salir de tu cuerpo físico es necesario alcanzar un estado de relajación físico y mental muy elevado, como de somnolencia o hipnótico. Por tanto, si tienes mucha actividad mental te será difícil conseguirlo. Mejor hazlo en otro momento, o incluso por la mañana, justo al despertar.
  3. Una vez estés tumbad@, relaja tu mente y céntrate en la respiración. Relaja también tu cuerpo físico, empezando por los dedos de los pies y continuando por las piernas, caderas, plexo solar, brazos, hombros y cabeza. Cuando hayas acabado, repite el mismo proceso en sentido inverso. Poco a poco, irás notando que tu cuerpo empieza a sentir una leve vibración. Concéntrate en esa sensación y en ir aumentándola hasta alcanzar el llamado estado vibracional.
  4. Recuerda que no debes dormirte. Debes alcanzar un estado hipnótico, pero sin llegar a perder la consciencia. En ese mismo momento, fija tu atención en un punto concreto de tu cuerpo, como una mano o los dedos de un pie. Visualiza mentalmente cómo se abre y se cierra lentamente, pero sin llegar a hacerlo físicamente. Sigue con la misma operación ampliando a otras zonas del cuerpo: otra mano, otro pie, piernas, resto del cuerpo,… Llegará un momento que podrás mover todo tu cuerpo mentalmente, estando en completo reposo.
  5. Pon la intención en levantarte. Tu cuerpo astral responderá a tu voluntad, con lo que debes ordenar mentalmente a tu cuerpo que se levante. Puede ser útil empezar por una mano o un pie. Es posible que escuches un ruido interno cuando la cabeza astral se separa de la cabeza física, pero es completamente normal.
  6. Una vez lo hayas conseguido, camina un poco por la estancia en la que te halles. Cuando te hayas familiarizado, podrás salir de tu casa e ir a otros lugares. El poder de mando reside únicamente en tu voluntad, por lo que tu cuerpo astral responderá a ella. Da pequeños saltos para familiarizarte con la ingravidez y disponte a volar cuando ya te atrevas a hacerlo (si has visto la película “Mar adentro”, hay una secuencia en la que el protagonista, postrado en una cama con una severa discapacidad física, sale por la ventana de su casa y vuela por toda la costa de Galicia).
  7. Si te encuentras con otras personas en el plano astral podrás comunicarte telepáticamente con ellas, sin necesidad de articular palabra o de conocer otros idiomas. Sé que suena a ciencia ficción, pero es así.
  8. Regresa a tu cuerpo cuando lo desees, con solo aplicar tu voluntad a ello. Si en el momento de volver a coincidir notases que no puedes moverte, no te asustes. Una vez me sucedió y es algo incómodo, pero si te concentras en mover una mano poco a poco, enseguida podrás mover el resto del cuerpo.

Como me dijeron cuando me enseñaron esta técnica: “No creas nada, experimenta por ti mismo”. Lo mismo te digo yo a ti.

crea2vida-crea-tu-vida-stop


¡No te vayas aún!

Si te ha gustado este post, te invito a:

  • Suscribirte a mi lista de correo al final de esta página.
  • Visitar mi página principal aquí.
  • Visitar mi blog para ver publicaciones anteriores aquí.
  • Seguir mi página de Facebook aquí.

6 comentarios sobre “Viajes astrales: experiencias fuera del cuerpo

  1. Gracias por el articulo .
    conozco los viajes astrales desde mi adoslescencia .
    Es la plena libertad de expandir tu conciencia , sentirte libre , sin la opresión de la carne , es la forma que más descansa y se repara nuestro cuerpo fisico , algunas veces no he querido regresar pq ahi , realmente se está muy agusto .

  2. Gracias por este post Valentín
    Hace tiempo que soñaba muchas veces que volaba, una sensación alucinante, increíble, indescriptible. No sabía que podían ser viajes astrales
    De repente dejó de ocurrir y muchas veces he pensado “Como me gustaría volver a volar en mis sueños”
    Lo volveré a intentar

  3. Me parece estraordinario poder realizarlo voy a seguir lo q me indicas . Ya tuve un sueño q yo volaba y vi la ciudad con todas sus luces xq era de noche fue hermoso.
    Rommel

  4. Es extraordinario poder conversar en el mundo astral con aquellos que ya se fueron delante. Es también interesantísimo poder conversar , con los grandes maestros de la humanidad, como es también interesantísimo, conocer los grandes secretos de la naturaleza, así cómo poder viajar a los lugares más recónditos de la tierra , e inclusive ,viajar a otros universos y mundos.
    Lo único es que uno se siente tan feliz fuera del cuerpo, que uno no quieres volver al mismo.
    Pero por más lejos que uno esté de su cuerpo, es imposible que uno pueda quedarse , lo cuál sería lo deseable, pero no sé puede porque existen leyes en la naturaleza que te obligan a regresar.

  5. Hola! Tengo una inquietud.
    Tengo recuerdo desde chica esxaparme por la ventana de la casa de mi mama.
    Tebgo unos sueños muy raros. Que mas adelante se conectan con otros. En fin
    Me di cuenta que la forma mas lucida , es cuando me despierto tipo 6 7 y me vuelvo a domir ahi sucede.
    Solamnete que ahora de grande , me dan cosquielleos en los pies. Esto es nornal ? Es xomo que me torso cabeza brazos no pueden salir.
    Alguna sugerencia ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *