Astrología y crecimiento personal

NO TE CREAS NADA: EXPERIMENTA

Cuando miro atrás en mi vida, recuerdo épocas en las que juzgué y critiqué ferozmente cosas que más adelante han sido importantes para mí. Sin duda, mi mentalidad racional tuvo mucho que ver en eso. Pero, también, mi ignorancia.

A menudo nos quedamos con la versión fácil de las cosas, no vamos más allá. No profundizamos, no escuchamos. Juzgamos desde nuestra superioridad de pensamiento, dictaminando que todo aquello que no es como nosotros creemos, es falso. Uno de mis (muchos) grandes errores tenía como protagonista a la astrología.

Para empezar, tengo que decirte que los horóscopos que lees en los diarios y en muchas webs tienen poco o nada que ver con la astrología. De hecho, podríamos decir que el horóscopo es a la astrología lo que el fast food a la gastronomía, o lo que las piedras a los diamantes.

Hace años acepté hacerme la carta astral por una persona de confianza que sabía mucho de astrología. Sentía curiosidad, aunque la verdad es que no esperaba demasiado. Me pidió fecha, hora y lugar de nacimiento y al cabo de unos días quedamos para que me interpretara un estrambótico dibujo que resultó ser mi carta astral. Lo que me transmitió fue todo lo contrario a lo que yo esperaba. Prácticamente nada de lo que me iba a suceder en el futuro y mucho de lo que había sucedido en mi pasado, así como descripción detallada de aspectos de mi forma de ser. 

¿Cómo podía ser? No había lugar a la duda. Eran comentarios de tal precisión y realizados con tal seguridad que ni siquiera contemplé la posibilidad de que fueran acertados por “casualidad”. Además, estuvo más de 3 horas hablando sin parar de lo que había en mi carta y cuando acabó dijo: “Bueno, como introducción por hoy ya basta. Otro día te puedo contar más cosas”. Volví a casa en estado de shock. ¿Cómo podía ser que alguien supiera de mi vida más que yo mismo?

Desde entonces, mi relación con la astrología se ha mantenido un poco en “stand by”. Hasta que este verano cayó en mis manos el libro “Somos Cosmos”, de Andrés Zuzunaga.

Cosmograma: astrología para el siglo XXI

Andrés Zuzunaga es el director y fundador de Cosmograma, la escuela de astrología más grande de España. Economista de formación, después de varias crisis personales en busca del sentido de su vida, llegó al mundo de la astrología, lo que le sirvió para “ordenar el trabajo de tantos años de terapia para llegar a una comprensión profunda de mí mismo”. A partir de ahí, ha conseguido llevar la astrología al mundo académico a través del Máster en Desarrollo Personal y Liderazgo de la Universidad de Barcelona, así como al Instituto Gestalt.

La lectura de su libro “Somos Cosmos” ha sido clarificadora. Me ha servido para confirmar aspectos que ya conocía, pero también para descubrir muchos otros que ignoraba. Aquí te dejo algunos de ellos:

  • Hace un siglo se encontró en el fondo del mar un objeto de más de dos mil años de antigüedad que permitía conocer la posición exacta en tiempo real de los siete planetas tradicionales (Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno), simplemente accionando una manivela. 
  • Issac Newton, padre de la física moderna, era astrólogo y alquimista. El 90% de su literatura habla de fenómenos que la ciencia actual todavía no puede explicar.
  • Carl Jung, uno de los psiquiatras y psicólogos más reconocidos de todos los tiempos, usaba la astrología con sus pacientes y afirmaba que le permitía aclarar ciertos puntos que, de otro modo, no habría podido entender.
  • La astrología era conocida hasta hace pocos siglos como la madre de todas las ciencias. Desde que en 1586 fuera condenada por la Iglesia, fue perdiendo visibilidad y credibilidad en Occidente y se fue convirtiendo en un conocimiento oculto.
  • En los años 20 del pasado siglo se popularizó la publicación en los periódicos del horóscopo, una versión simplificada de la astrología, que consiste en contemplar únicamente la posición del Sol en el nacimiento de una persona. Esta amputación tan grande de la astrología, obviando los demás aspectos de una carta astrológica completa (planetas, signos, casas, aspectos, etc.), hace que nos perdamos toda la profundidad psicológica de la astrología.
  • Otros personajes históricos que estudiaron y practicaron la astrología fueron: Confucio, Platón, Pitágoras, Aristóteles, Ciceron, Virgilio, Dante Alighieri, Paracelso, William Shakespeare, Baruch Spinoza, Gottfried Leibniz, Francis Bacon, Lord Byron, Napoleon Bonaparte, Johann Wolfgang von Goethe, así como el mismísimo padre de la medicina, Hipócrates.

Y para finalizar, algunas citas de autores o personajes famosos relativas a la astrología:

  • “Hacer psicoterapia sin contar con la astrología es como entrar en una gruta sin llevar una antorcha”. – Richard Tarnas-.
  • “La astrología es verificable, si alguien se tomara la molestia de verificarla”. – Fernando Pessoa -.
  •  “La astrología es la ciencia más vieja. Respetada en el pasado por los grandes y sabios. Ningún rey ha hecho la paz ni la guerra, ningún general ha ganado una batalla; en resumen, ninguna decisión importante se ha tomado sin consultar a un astrólogo”. – Benjamin Franklin-.

Gracias por leer hasta el final. ¡Te deseo una buena luna!

crea2vida-crea-tu-vida-stop


¡No te vayas aún!

Si te ha gustado este post, te invito a:

  • Suscribirte a mi lista de correo al final de esta página.
  • Visitar mi página principal aquí.
  • Visitar mi blog para ver publicaciones anteriores aquí.
  • Seguir mi página de Facebook aquí.

3 comentarios sobre “Astrología y crecimiento personal

  1. Acompañada de mi curiosidad y la sorpresa en la que está inmersa la presente publicación… su lectura expande y comunica con aquella energía cósmica que reside en mi interior, ya que este plano de consciencia ancestral… siento que se escapa de la razón y nos invita a dejarnos sorprender por su comunicación y sabiduría analógica…

    …vivir en el mundo a través de ella, podría se una experiencia Transinteresante…

    Gracias!!

  2. Una muy buena aproximación al mundo de la astrología seria .Anoto libro ¡¡
    Gracias¡¡¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *