Viaje a Ítaca: disfruta del camino

LAS ÍTACAS DE CADA UNO

Es posible que tengas un sueño, un anhelo. Una voz en tu interior te susurra constantemente, te invita a hacer las maletas y a emprender un viaje. No sabes muy hacia dónde, no sabes muy bien lo que te espera en el camino. Tienes miedo de lo que te puedas encontrar en él y no estás seguro que al llegar a destino sea lo que estabas buscando.

Pero mi consejo (si es que me lo permites) es que vayas. Emprende el viaje sin dudarlo. Haz caso de tu brújula interior, de esa señal que te indica que ha llegado el momento, que debes partir.

No temas las dificultades que vayas a encontrar. Son parte del viaje, son parte del aprendizaje. Sin ellas, nada sería igual, volverías a casa sin haber aprendido nada nuevo. El viaje te sabría a poco.

Ves ligero de equipaje. Vacía tu mochila de compromisos, de hipocresías, de cargas heredadas de la familia o de la sociedad en la que vives. Revísala periódicamente y tira todo aquello que no te sirva. En realidad, necesitamos muy poco para este viaje.

Y recuerda que lo importante no es llegar al destino, sino disfrutar del viaje. 

Si tienes un sueño, ve a hacia él. Te está esperando en tu Ítaca particular.

POEMA DE ÍTACA, DE CONSTANTINO CAVAFIS

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.
Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.
Ten siempre a Ítaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin esperar a que Ítaca te enriquezca.
Ítaca te brindó ya un hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Ítacas.

crea2vida-crea-tu-vida-stop


¡No te vayas aún!

Si te ha gustado este post, te invito a:

  • Suscribirte a mi lista de correo al final de esta página.
  • Visitar mi página principal aquí.
  • Visitar mi blog para ver publicaciones anteriores aquí.
  • Seguir mi página de Facebook aquí.

2 comentarios sobre “Viaje a Ítaca: disfruta del camino

  1. ¿Qué es la vida?¿Quién soy? ¿Hacia dónde voy?… preguntas existenciales.
    Recientemente tuve la oportunidad de hacer un viaje a través de la lectura “El Héroe de las mil caras” de Joseph Campbell, donde desarrolla su propia teoría “El viaje del Héroe”.
    Aquí es donde siento un paralelismo con la lectura de “Las Ítacas de cada uno”. El Héroe de las mil caras, comprende una suma de personajes, indispensables y que dan vida al relato de las diferentes ocasiones y circunstancias que acontecen en el periplo de la vida … es decir, son el elemento indispensable en cualquier guión o vida.
    El Héroe (nuestro protagonista), El Heraldo, El Mentor, Los guardianes del Umbral, El Bufón, El Camaleón, La sombra…
    A su vez, en cada unas de las áreas que integran al Héroe (familiar, laboral, afectiva…) Campbell incluye un ciclo o 12 etapas en la travesía del Héroe. Se encuentra en el 1-mundo ordinario, 2-siente la llamada a la aventura, 3-rechazo de la llamada, 4- encuentro con el mentor, 5- travesía del umbral (Los guardianes), 6- los aliados, los enemigos, las pruebas, 7- Internamiento en la caverna más profunda, 8- La odisea. Muerte y resurrección, 9- La recompensa. El elixir del conocimiento, 10. Regreso con persecución. Gran lucha final, 11- Nueva resurrección, 12- Retorno con el elixir del conocimiento y de nuevo se inicia este ciclo…

    “Cuando crees conocer todas las respuestas,
    llega el Universo y te cambia todas las preguntas”
    Sanchez, A.

    OS DESEO UN VIAJE LLENO DE CONSCIENCIA…

  2. Muy interesante tus apreciaciones sobre los viajes que uno puede emprender pero que por razones circunstanciales no lo puede hacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *