Daruma: un método para conseguir tus propósitos

CUENTA LA LEYENDA...

Cuenta la leyenda que el monje Bodhidharma, fundador del budismo zen, alcanzó la iluminación después de pasar 9 años meditando a solas en una cueva. Para poder concentrarse mejor y evitar dormirse, el monje se arrancó los párpados de los ojos. Además, al estar tanto tiempo inmóvil, perdió los brazos y las piernas debido a la atrofia.

El DARUMA, un muñeco japonés hecho a imagen y semejanza de este monje, es uno de los amuletos japoneses más conocidos (tranqui, si no habías oído hablar de él hasta ahora, ya somos dos). Se le conoce como “el muñeco de los propósitos”, ya que se utiliza para conseguir un objetivo concreto que su poseedor se haya marcado. En realidad, no es un “muñeco de la suerte” ni un “muñeco de los deseos”. Debes fijarte un objetivo que se pueda conseguir a base de esfuerzo y perseverancia. Tener a la vista tu Daruma te dará las fuerzas para luchar por ese objetivo hasta que lo hayas conseguido.

¿Cómo funciona?

Cuando te regalen o compres un Daruma, verás que tiene los ojos en blanco. Pinta uno de ellos, mientras te concentras en el objetivo que quieres conseguir. A partir de aquí, ten cerca de ti siempre el Daruma, te recordará tu propósito y te dará fuerzas para hacerlo realidad. Cuando lo hayas conseguido, pinta el otro ojo. Será señal de que el Daruma ha conseguido finalizar con éxito el objetivo marcado.

"Si te caes siete veces, levántate ocho"

El Daruma está hecho de papel maché y tiene forma redondeada. Por más que lo zarandees, nunca se cae, siempre se pone en pie.  Esta característica viene a recordarte que seas perseverante, que tengas fuerzas, que nunca te rindas. Que como viene a decir el proverbio japonés anterior, si te caes, levántate y continua adelante las veces que haga falta.

MI DARUMA, MI OBJETIVO

Este de aquí arriba es mi Daruma. Me lo han regalado esta misma semana, traído directamente desde Japón (gracias Rubén y Josep). Pero el regalo ha sido doble, porque desconocía esta bonita tradición y me ha encantado. Tanto, que la comparto en este post y que estoy seguro que me acompañará en adelante.

He pintado uno de los ojos. Tengo un propósito firme relacionado con CREA2VIDA, un objetivo en mente que quiero conseguir en breve. Ya me he puesto a trabajar en él, pero mi Daruma me recordará permanentemente mi compromiso conmigo mismo y me dará fuerzas para no rendirme. 

Permitidme que no comparta mi propósito con vosotr@s en este momento. Lo haré cuando lo haya conseguido, cuando mi Daruma tenga los dos ojos ya pintados y pueda ver mi cara de satisfacción por el trabajo realizado y la misión cumplida.

¿Aún no tenéis vuestro propio Daruma?

crea2vida-crea-tu-vida-stop


¡No te vayas aún!

Si te ha gustado este post, te invito a:

  • Suscribirte a mi lista de correo al final de esta página.
  • Visitar mi página principal aquí.
  • Visitar mi blog para ver publicaciones anteriores aquí.
  • Seguir mi página de Facebook aquí.

5 comentarios sobre “Daruma: un método para conseguir tus propósitos

  1. Estic convençuda que veurem el Daruma amb els dos ulls pintats.
    Gràcies per compartir el coneixement i, en aquesta ocasió, el misteri.

  2. Jo tampoc no n’havia sentit parlar mai. Moltes gràcies per compartir-ho.
    Tinc ganes de veure el teu Daruma amb els dos ulls pintats!!!! I també de comprar-me’n un per mi

  3. El Daruma es una herramienta valiosa digna de ser considerada ya que nos mantiene continuamente conscientes para lograr los objetivos planteados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *