Conecta con tus guías

Imagina por un momento que llevaras siempre junto a ti a un ser superior, invisible a los ojos humanos. Imagina que está a tu servicio las 24 horas del día, los 365 días del año (los 29 de febrero, también, cuando los haya). Imagina que tiene la capacidad de saber qué es lo que más te conviene, cuál es el camino más corto para conseguir tus objetivos en la vida. Imagina que le puedes preguntar acerca del trabajo, el amor, las amistades. Imagina, también, que le puedes pedir ayuda en momentos de bloqueo o indecisión. 

Imagina que este ser no come, bebe o viste, no necesita nada. Imagina que no tienes que pagarle un sueldo y que no existe riesgo alguno de que te ponga una demanda por explotación laboral. Imagina que es discreto y reservado, que calla cuando no le dices nada y que te hace saber aquello que necesitas cuando se lo pides. Imagina que nunca se equivoca y que cuando no te da lo que le pides es porque sabe que no te conviene.

Pues bien, puedes seguir creyendo que estos seres maravillosos son solo producto de tu imaginación o puedes empezar a contactar con ellos y utilizarlos en el viaje que es la vida. Se llaman guías y estarán encantados de que sepas que existen y que pueden echarte una mano. Confía, experimenta, prueba. No tienes nada que perder. Si no lo has hecho nunca, por fin les despertarás de un largo letargo en el que están sumidos y les podrás evitar el aburrimiento de seguir al margen de tu vida en adelante.

QUIÉNES SON Y CÓMO CONTACTAR CON ELL@S

Ahora te contaré una historia en la que yo creo firmemente. No solo yo, muchas religiones y corrientes filosóficas también se basan en algo parecido acerca del sentido de la vida. Solo te pido que lo leas con apertura de mente, sin juzgar si es verdad o mentira. Déjalo reposar en tu interior y a ver cómo te resuena en los días siguientes.

La vida en la Tierra es un episodio de una serie de televisión que tiene varias temporadas y muchos capítulos por temporada (empezando así seguro que me sigues). El personaje protagonista (tú) no tiene principio ni final, es inmortal. Ha existido siempre y nunca morirá. Pero este personaje que va más allá de un cuerpo físico necesita experimentar aquello que llamamos “vida”. Es como que se aburre si no lo hace. Para ello, decide meterse en un cuerpo humano. Pero antes de hacerlo, planifica el viaje. Decide qué va a aprender, qué compañer@s de viaje le van a acompañar, qué caminos va a transitar. Y en ese momento pacta con uno o más guías el acompañamiento discreto y silencioso al que he hecho referencia al principio de este post. La misión de los guías es ayudar a conseguir los objetivos de aprendizaje establecidos, pero dejando total libertad en la toma de decisiones. Los guías pueden estar toda la vida con una persona o pueden ir cambiando a lo largo de ella. En cada ocasión serán los que mejor puedan echarte una mano. Cuando el objetivo de una vida se haya completado, el ser inmortal que eres podrá decidir reencarnar de nuevo, para vivir nuevas experiencias y completar nuevos aprendizajes. Y así hasta que no sea necesario hacerlo más. Los budistas lo llaman “nirvana“.

No solo me creo esta historia, sino que hace muchos años que pido ayuda a mis guías. A veces, paso etapas en las que me olvido de ell@s (yo también tengo un punto de ingratitud) y coincide con esas épocas en las que voy más perdido, en las que me cuesta fluir. Cuando por fin me acuerdo y recurro a ell@s, todo parece alinearse de nuevo y la vida parece transcurrir de manera más fácil y gratificante. 

Aunque utilice el signo @ para referirme al sexo masculino y femenino, en realidad los guías no pertenecen a ninguno de ellos, si bien es cierto que pueden adoptar una energía más “masculina” o más “femenina”, según convenga.

Para tener buena cobertura con ell@s necesito limpiar mi mente de nubes, de ruido de fondo. La meditación y la visualización consciente ayudan mucho. Pasear por el campo y dormir bien, también. En esas épocas, hablo con ell@s, pido que me echen una mano en aquello que necesito. Sea lo que sea. Si voy a tener una reunión difícil, les pido ayuda. Si tengo que tomar una decisión complicada, les pido que me den luz. Si quiero atraer algo a mi vida, lo pido, haciendo un esfuerzo por concretarlo al máximo detalle. Para que funcione tienes que hacerlo implicando toda la emoción que puedas, sintiendo que al mismo momento que lo expresas, en algún plano de conciencia, en algún Universo paralelo, eso ya se está haciendo realidad. Y antes de recibirlo, da las gracias por tenerlo ya en tu vida, aunque aun no se haya hecho evidente. Por cierto, ahórrate chorradas como que me toque la lotería y ese tipo de cosas. Aquí estamos hablando de tu evolución espiritual, son temas muy serios.

He pedido a mis guías que este post pueda llegar a alguna persona que lo necesite. Seguramente eres tú una de ellas. Gracias, guías, por haberlo hecho realidad una vez más.

crea2vida-crea-tu-vida-stop


¡No te vayas aún!

Si te ha gustado este post, te invito a:

  • Suscribirte a mi lista de correo al final de esta página.
  • Visitar mi página principal aquí.
  • Visitar mi blog para ver publicaciones anteriores aquí.
  • Seguir mi página de Facebook aquí.

3 comentarios sobre “Conecta con tus guías

  1. Gràcies, Valentín! Jo també estic mirant de connectar, respirar, escoltar, visualitzar, demanar i esperar, aprendre a esperar, a confiar, a fluir i de mentre recordar, cada dia, que la paraula clau és estimar. Una abraçada i gràcies per tot el que comparteixes!

  2. A veces creo que no sólo me pueden seguir un@ o vari@s guías, sino la amistad de un buen amigo .
    Gracias amigo por recordarme la necesidad de tomar consciencia de mi interior.

    Jota

  3. …sintiendo el presente y con ello la presencia de mi alma… desde la sensación-sentida que está emanando de mi corazón, llevo infinita gratitud a mi guía/s por poner en mi camino este sensible “Post” y a su autor.

    “Lo esencial es invisible a los ojos”
    Saint-Eixupery

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *