LA HORA DE LA VERDAD

¡Hola de nuevo!

Sí, mucho tiempo sin tener noticias mías, pero eso ya se va a acabar. A partir de ahora, ¡vuelvo a la carga!

Te cuento un poco los motivos de mi larga ausencia y de mi actual retorno. Como muchos de vosotros ya sabéis, creé este proyecto en septiembre de 2017. El motivo de iniciar este blog fue el de compartir muchos de los temas que han sido importantes en mi crecimiento personal a lo largo de mi vida. En paralelo, y tomando como base la dinámica del blog, también organicé una serie de retiros de fin de semana, impartidos por mí o por personas de mi confianza, que giraban, como no, en torno al crecimiento personal, siempre desde una perspectiva general y amplia.

Pero las cosas no salieron del todo como yo había pensado. Si bien el blog fue ganando seguidores poco a poco y gozaba de una buena aceptación, la organización de los retiros me supuso un enorme desgaste de energía. Además, me costaba conciliar todo el conjunto de actividades con la que ha sido mi principal actividad profesional en los últimos 11 años: la consultoría financiera y de gestión a empresas.

Como consecuencia de ello, decidí hacer un parón para replantear el proyecto. Dejé de publicar posts y de organizar retiros, aunque sí que he seguido haciendo algún proceso de acompañamiento a personas de mi entorno cercano. El blog también ha continuado activo durante estos algo más de 2 años de parón y, aunque no he publicado nada nuevo, los posts antiguos han continuado teniendo algunas visitas.

Y entonces, la señal que he estado esperando durante este tiempo, por fin apareció. Y lo  hizo en forma de desastre mundial, en forma de una «pandemia» que paralizó el mundo casi por completo durante meses y que aun ahora, ya casi 2 años después de haberse iniciado, aun sigue muy presente.

Vayamos un poco atrás en el tiempo. En 2009, hace ya 12 años, tuve la necesidad de escribir un libro llamado «¡Ya es hora de despertar! – Abriendo los ojos a una nueva conciencia». En aquel momento ya me rondaba por la cabeza la idea de que el mundo estaba cercano a un gran cambio, a un gran despertar. Esto siempre me ha generado un cierto sentimiento de soledad, ya que cuando he hablado de ello con muchas personas siempre me han dicho que les parecía demasiado optimista, quizá hasta un tanto utópico. Muchas de estas personas veían justo lo contrario: la humanidad se dirigía inevitablemente a un apocalipsis sin precedentes.

Recuerdo haber visto hace años unos vídeos sobre las profecías mayas. En ellos se decía de manera inequívoca que estábamos próximos a completar uno de los ciclos de la galaxia que dura 25.625 años, pasando a iniciar uno nuevo de la misma duración. Este cambio de ciclo se produciría astronómicamente el 12 de diciembre de 2012, aunque sus efectos empezarían a hacerse evidentes a lo largo de los años siguientes. A la primera parte de ese nuevo ciclo que comenzamos se le llama «amanecer galáctico» y, como todo amanecer, está precedido de la noche más oscura que nos podamos imaginar.

Pues bien, después de lo vivido en los 2 últimos años, tengo el absoluto convencimiento de que nos encontramos viviendo lo que denomino «los últimos estertores de la muerte». De la muerte de un ciclo en la historia de la humanidad y a las puertas del inicio de una etapa en la cual van a cambiar muchas cosas, entre otras, la forma de entender la vida y la forma de relacionarnos entre nosotros.

No tengo un bola de cristal, no sé qué va a pasar. Pero he decidido poner mi granito de arena en la construcción de este nuevo mundo y dedicar toda mi energía a ayudar a conseguir la masa crítica necesaria para que se haga realidad.

Habrá quien piense que sigo siendo un romántico utópico. Me da igual.

Habrá quien piense que he perdido el norte. Me da igual.

Habrá quien piense que es una pérdida de tiempo y energía. También me da igual.

Cada cual sabrá lo que tiene que hacer. Yo tengo la necesidad de atender la voz interior que me pide a gritos que haga esto en estos momentos de mi vida y no puedo (ni quiero) hacer otra cosa.

Estás avisad@. Vuelvo a la carga.

Ha llegado la hora de la verdad.

19 comentarios sobre “LA HORA DE LA VERDAD

  1. Qué bueno saber de nuevo de ti. Y si, yo también creo que esto es el inicio de algo. Y también quiero poner mi granito de arena.

  2. Endavant, Valentín. Molt necessària la llum ens aquests temps convulsos i grisos que vivim.
    Ben tornat!!

  3. Endavant Valentí, t’estàvem esperant!!! Gràcies per la teva generositat.

  4. Enhorabuena Valentin,como decía Borjes: yo me jacto de lo que me ha sido dado leer,y entre esas lecturas siempre están tus enriquecedoras palabras.y si…..,,,,. Sin lugar a dudas las vibraciones se están elevando.

  5. Aquí me encuentro con mi granito de arena consciente y humano, habrá quién piense que no estoy de moda, a mi me da igual, viene a complacer a la integridad de mi ser.

    ÀNIMS!!
    Cristina Romero

  6. Que bé!!!! M’alegro molt, moltíssima força i endavant!!!! T’estimo molt! ^^

  7. Qué bueno volverte a leer, y que miedo me hacen sentir tus palabras porque sí, algo se avecina muy gordo que ya estamos empezando a ver, no se como gestionar ese cambio y por eso te doy las gracias por compartir tu luz y sabiduria. Te admiro.
    Ana

    1. Me n’alegro Valentí! Feia temps que no llegia res teu. Recordo amb molt d’afecte un dels llibres que em vas recomanar fa temps : las voces del desierto. Una abraçada
      Xavi

  8. Una gran alegría volver a leer tu blog Valentín. Lo seguiré
    Buena suerte!

  9. Me alegro mucho saber de ti…que bonitas palabras y que gran proyecto.

  10. Me alegro de volverte a leer Valentín! Ánimo con el nuevo proyecto! Yo también lo creo, ésto es el principio de algo mucho más importante. Saludosss

  11. Sin lugar a dudas este tiempo ha sido el «descanso del guerrero», necesario para reemprender de nuevo el camino que te marca tu intuición y sabiduría (con toda esa fuerza que siempre has tenido).
    Bienvenido de nuevo…
    Un abrazo Brother!!

  12. Que bien que vuelvas a la carga!!! Escuchar opiniones diferentes de los que pensamos diferente y creemos que podemos aportar a un cambio de sociedad mas adecuado para perdurar, nos da la moral suficiente para continuar aportando nuestro grano de arena. Gracias Valen. Seguimos!!!!

  13. Hola Valentí!!
    Contenta de seguir els teus avanços al bloc..
    Com bé diu la cançó..»Paraules D,amor senzilles i tendres….
    Esperant amb emoció nous fragments teus…
    😘😘

  14. No em cansaré mai de donar-te les gràcies. Ets molt gran! Gràcies per existir i obrir-nos els ulls.

  15. Gràcies Valentí per la generositat que sempre has tingut.
    Un plaer llegir el teu post i el teu blog!

  16. Me n’alegro molt, Valen! Ho he trobat a faltar. Gràcies.
    Una foooorta abraçada!

Los comentarios están cerrados.